Clínica Odontológica
Noticias

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Odontología

Dra. Andrea Muñoz trabaja en Mesas ciudadanas de Salud

El trabajo de la académica apunta a fortalecer no sólo la evidencia científica sino que la participación de la sociedad civil organizada que fortalece la puesta en marcha de la normativa que protege a nuestra población de los daños producidos por el tabaco.

Con un trabajo sistemático y sostenido la Dra. Andrea Muñoz Martínez, académica del Instituto de Investigación en Ciencias Odontológicas (ICOD) de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, participa, desde hace años, junto a organizaciones y Mesas ciudadanas en defensa de la salud, experiencia y conocimiento que se transfiere, a través de la docencia, a la comunidad estudiantil en formación.

Desde la firma del Convenio Marco que estableció la eliminación del consumo de productos de tabaco combustionado -cigarrillos, cigarros y otros parecidos-, “hasta el día de hoy, la ciudadanía se ha articulado de distintas formas para hacer realidad la normativa interna, a partir de las recomendaciones de este cuerpo que es una convención, es decir, estándares basados en evidencia, ampliamente participativo que se transforman en lineamientos orientadores para los países miembros”, indicó la académica.

A partir de estos acuerdos, subrayó la Dra. Muñoz, se comenzó a “restringir el consumo de cigarrillos en los espacios cerrados compartidos, empezó a hablarse de protección de ciertos espacios para las personas que no fuman, separándoles y cerrando aquellos recintos para fumadores”, visibilizando al no fumador.

No obstante, añadió la docente, se mantenía el problema de la exposición “de los trabajadores de estos espacios comunes, donde se fumaba. La Escuela de Salud Pública de la Universidad de Chile generó evidencia del impacto del daño en salud, del consumo de tabaco para los trabajadores de restaurantes y pubs; y, posteriormente, se empezó a trabajar en una nueva Ley que se aprobó en el año 2012, que definitivamente saco de los espacios cerrados compartidos, el consumo del tabaco en formato combustionado. Más, otras normativas relativas a la publicidad de estos”.

Los avances continuaron y “ya se encuentra con varios trámites legislativos favorables, la iniciativa de 4 elementos claves: la prohibición de los saborizantes, el establecimiento de la cajetilla plana, la restricción de consumo de cigarrillos en espacios compartidos abiertos, donde acude población infantil, población adulta mayor como plazas y playas, y algunos elementos que le quitan la flexibilidad de hacer publicidad, como la exhibición en punto de venta”, informó la Dra. Andrea Muñoz.

La normativa considerada protectora, explicó, “quita un factor de riesgo a más de 90 enfermedades, protege efectivamente la salud de las personas que no son consumidoras de tabaco y, además, se consigue un ahorro en el gasto en salud que provoca el consumo de tabaco en sus distintas formas”.

El desafío actual lo constituyen “nuevos productos de las mismas empresas, que los hacen aparecer como inocuos o como una alternativa al tabaco combustionado, que son los productos de tabaco calentado, los vaporizadores, un conjunto de productos que pueden o no, contener componentes del tabaco, pero que contienen sustancias, en algunos casos desconocidas que han sido asociadas a la producción de eventos neurotóxicos, cardiotóxicos, convulsiones, infartos al miocardio, infartos agudos, entre otros”, dijo la Dra. Muñoz.

Desde la Academia, se aporta a la discusión y a la toma de decisiones con la búsqueda producción de evidencia; “no solo con esta producción desde la perspectiva causal, si no, también cuáles son las mejores medidas de Salud Pública, que son factibles de aplicar en determinados contextos nacionales; sumadas a las estrategias necesarias para el abordaje de quienes tienen adicción, dejen de tenerla –cesación-; y para prevenir de la instalación del hábito tabáquico, especialmente en niños/as, jóvenes y adolescentes”.

Decisiones locales

La decisión de la Facultad de Odontología de convertirse en zona libre del humo del tabaco, sólo puede ser coherente con estas acciones país.“Es importanteestablecer el medio para que esta convicción sea practicable en forma sistemática, realizar más publicidad en los pasillos y más transmisión del público interno hacia el público externo, de lo importante que es mantener protegido nuestros espacios del consumo de tabaco”, afirmó la Dra. Muñoz.

La abogacía concentra el interés del área de Salud Pública en FOUCh, manifestó la académica, “que todo nuestro Campus y, eventualmente, toda nuestra Universidad, sea un espacio libre de productos de tabaco y ya no circunscribirlo al tabaco combustionado”.

Una de la líneas de trabajo de la Unidad de Trabajo del estudiante (UTE) de Intervención Comunitaria, enfatizó la Dra. Andrea Muñoz “es la abogacía a través de los medios, sobre el daño que provocan los productos del tabaco y también, en el caso de la Facultad, de respetar los espacios donde no debe ser consumido el tabaco, o sea, respetar nuestra determinación organizacional que sea un espacio libre del daño del tabaco”. Entonces, añadió la docente, “también los estudiantes han sido incorporados activamente en este tipo de estrategias y, lo importante es la experiencia y la evidencia que nos ha permitido saber muchas cosas, no estamos dispuestos a esperar otros 30 años para tener que luchar contra el daño que estos nuevos productos de las tabacaleras quieren instalar en nuestra comunidad y, en particular, con un daño potencial a nuestros niños”.

Dra. Andrea Muñoz trabaja en Mesas ciudadanas de Salud

Cecilia Espinosa Cortés
Periodista. Directora de Comunicaciones Facultad de Odontología U. de Chile

Jueves 5 de septiembre de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/o157469
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: