Clínica Odontológica
Noticias

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Odontología

A tu Salud: Violencia de género, sexual y política en contexto de crisis social

Invitadas Dra. María Eugenia Hurtado, Dra. Libertad Méndez y Ps. Carolina Lafuentes, analizaron las graves violaciones a los DD.HH con perspectiva de Género.

Continuando con el desarrollo de temáticas relevantes para la contingencia nacional y estado de crisis social y política en Chile, el programa “A tu Salud” de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, este jueves abordó la violencia de género, sexual y política en contexto de la crisis social en Chile, violaciones a los DD.HH por parte de agentes del Estado; el impacto y las secuelas en la salud física y psicológica de las víctimas; el efecto del silencio y la negación; la denuncia y la justicia en los procesos de reparación, entre otros.

La Dra. María Eugenia Hurtado, psiquiatra que forma parte del Instituto Latinoamericano de atención en Salud Mental a Víctimas de Derechos Humanos y del Departamento de DD.HH del Colegio Médico de Chile, sostuvo que el gremio “tiene un equipo formado para realizar el Protocolo de Estambul, que es un instrumento internacional que permite registrar la evidencia del ejercicio de tortura en personas detenidas. A esto, le incorporamos una atención para evento crítico en trauma desde un equipo de voluntarias DMER, algo que podemos conversar, que contamos con protocolos para una intervención dirigida, fundamentalmente, a prevenir la instalación de un trastorno postraumático y, por lo tanto, lo que se hace es una intervención sobre los momentos más perturbadores del incidente traumático para desensibilizar y permitir la integración del evento traumático”.

La profesional también de la Unidad de Trauma y disociación del Instituto Psiquiátrico calificó de la situación como “muy remecedora”, cuyo lado satisfactorio es “saber que uno está haciendo algo concreto en este contexto (…) personalmente, no me cabe ninguna duda, de lo sistemático de la violencia ejercida por los organismos del Estado; no tengo ninguna duda que no han existido cumplimientos de protocolos, de que los disparos son a mínima distancia, porque yo recibo el relato desde el lado terapéutico, mi relación con los Derechos Humanos, siempre ha sido como terapeuta, no soy una vocera de los Derechos Humanos, soy una testigo y desde allí, tengo la obligación de ser también, denunciante”.

La Dra. Hurtado enfatizó que lamenta que “aún haya confusión respecto a lo que se entiende por violación a los Derechos Humanos, ya que estos actos realizados por organismos oficiales del Estado, ya sea sobre manifestantes pacíficos y manifestantes que utilizan alguna cosa que recogen del suelo, que esas son las armas, o incluso, entre comillas ‘delincuentes’ que están saqueando, no está permitido dispararle al cuerpo, ni a los ojos, ni balines, ni bombas lacrimógenas. Esos no son instrumentos ni para disuadir a manifestantes, ni, entre comillas, ‘delincuentes’, eso es violación de los Derechos Humanos”.

El cuerpo y, especialmente el cuerpo de las mujeres, ha sido vejado y vulnerado mediante violencia sexual que considera desnudamientos, amenazas, tocaciones y violaciones, según reportan las actuales 66 querellas interpuestas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos (INDH), de ahí la pertinencia de la denuncia. “Las intervenciones, también nos ayudan mucho, porque el silencio cómplice, estructural desde los medios de comunicación, desde el Estado, que ha minimizado con dolor para todas las víctimas, todo lo que está pasando, nos choca, nos choca, entonces, cada una de las intervenciones que están haciendo en los colegios, en las licenciaturas cuando se han tapado los ojos, otras mujeres que han estado con torso desnudo, la visibilidad que tienen, obviamente, las artista como Mon Laferte, se agradecen, porque el trabajo de la violencia político sexual, también es denunciarlo, porque ha sido sistemático desde el Estado de Chile y también violenta mucho el hecho de que la señora Pla, este hablando ahora de que hay una estructura, casi completa, para acoger a las víctimas, formado una paradoja, de cómo el Estado se hace cargo del daño que causa el mismo Estado y pretenden que nuestras víctimas tengan la confianza ciega, entregando datos, después de haber sido amenazadas y violentadas, en múltiples y dolorosas formas; y además, con una implementación que, si bien cuenta con ayuda sicológica, ya tienen algunas listas de espera, pero además sabemos, que no hay reparación sin justicia (…) La Ministra desconoce, absolutamente, cómo se reparan los traumas, al dejar fuera el punto tan importante de lo que significa la justicia y que lo que ha silenciado el gobierno hasta ahora. El apoyo sicológico es agradecido, pero todos sabemos que es completamente insuficiente”, manifestó la Dra. Libertad Méndez, médica egresada de Ginecología de la Universidad de Chile, activista por los Derechos de las mujeres y parte del Movimiento Salud en Resistencia, que se encuentra en las calles como parte de las Brigadas de Salud coordinadas por la Federación de Estudiantes de Universidad de Chile.

En entrevista telefónica con A tu Salud, la Psicóloga y psicoterapeuta Carolina Lafuentes, sostuvo que “se está generando un daño de parte del Estado que, hay traumas que van a tener que ser trabajados, el duelo no es en sí mismo, sino que tiene que ser trabajado, y evidentemente vamos a tener que buscar procesos de reparación a estos cuerpos que están siendo dañados, vulnerados por el Estado de Chile”.

En relación a las secuelas de las víctimas, la especialista enfatizó que la respuesta de las terapias feministas, “al ser feministas, tiene una labor y un propósito político en el sentido de entender que no podemos normalizar ni naturalizar esta violencia, que ha sido un proceso histórico y sistemático de violencia hacia los cuerpos de las mujeres, hoy día se acentúa mucho más a partir de esta represión y vulneración del Estado. En términos generales, es un proceso colectivo que tenemos que vivir, pero, por otra parte, y de manera más biográfica, es importante la posibilidad de nombrar ese malestar, de poder acompañar esos procesos, de poder ubicar el daño en estos cuerpos, nombrar y resignificar y, posterior si ese trabajo es posible hacerlo, podremos movilizar el dolor y el daño, para no quedar en la parálisis y el shock”.

ESCUCHE EL PROGRAMA COMPLETO AQUÍ

A tu Salud: Violencia de género, sexual y política en contexto de crisis social

Cecilia Espinosa Cortés
Periodista. Directora de Comunicaciones Facultad de Odontología U. de Chile

Viernes 22 de noviembre de 2019

Compartir:
http://uchile.cl/o159479
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: