Clínica Odontológica
Noticias

Buscador de noticias

Por título o palabra clave

Compartir noticia:

Facultad de Odontología

Ortodoncia Interceptiva:

Tratamientos ortodóncicos tempranos que minimizan procedimientos invasivos

Los tratamientos de Ortodoncia Intercepiva "son inversiones a largo plazo que permiten un ahorro de costos y reducción de tiempo en los tratamientos ortodóncicos futuros", señaló la Dra. Nedy Calderón

Los tratamientos de Ortodoncia Intercepiva "son inversiones a largo plazo que permiten un ahorro de costos y reducción de tiempo en los tratamientos ortodóncicos futuros", señaló la Dra. Nedy Calderón

En la imagen, de izquierda a derecha: Prof. Dra. Nedy Calderón, Prof. Klga. Daniela Mardones y el Dr. Vinicio Barzallo.

En la imagen, de izquierda a derecha: Prof. Dra. Nedy Calderón, Prof. Klga. Daniela Mardones y el Dr. Vinicio Barzallo.

Acompañada por su madre y hermana, Francisca Molina (4 años) presentaba un diagnóstico de mordida invertida, la que tras un año de tratamiento de Ortodoncia Interceptiva se encuentra  recuperada.

Acompañada por su madre y hermana, Francisca Molina (4 años) presentaba un diagnóstico de mordida invertida, la que tras un año de tratamiento de Ortodoncia Interceptiva se encuentra recuperada.

Enlaces relacionados
Sitio Web de la Facultad de Odontología

Procedimientos odontológicos interceptan precozmente las anomalías dentomaxilares, mejorando las condiciones del paciente ante probables tratamientos a futuro, en la especialidad de ortodoncia.

Considerados como unos de los tratamientos odontológicos más onerosos y de acceso restringido para los pacientes, los procedimientos ortodóncicos hoy ofrecen metodologías ortodóncicas  precoces que contribuyen a intervenir tempranamente los anomalías dentomaxilares en los niños de tres a seis años de edad, mediante la Ortodoncia Interceptiva, muchas veces desconocida para los padres, apoderados, integrantes de los Servicios de Salud, profesionales en Educación Parvualaria y educación en general, quienes están en contacto directo con el niño en sus primeros años de vida.

La especialidad de Ortodoncia, que se remite a la etimología de la palabra que significa "diente derecho", y se ejecuta en etapas, de acuerdo a la evolución de la dentición  del niño. La primera de ellas se denomina Dentición Temporal y se  remite al período de erupción de los dientes temporales o caducos; la segunda, corresponde a la Dentición Mixta, que se subdivide en Dentición Mixta Primera y Segunda Fase, según el número las piezas temporales y permanentes que se encuentran en boca y, por último, la Dentición Definitiva o Permanente, donde aparecen las piezas dentales permanente que acompañarán a la persona durante toda su vida.

Con el objetivo de guiar el crecimiento y desarrollo dentario desde sus inicios hasta alcanzar el comienzo de la dentición Mixta Primera Fase, surge la Ortodoncia Preventiva e Interceptiva,  que busca interrumpir la progresión de anomalías dentomaxilares en forma precoz, con intervenciones paulatinas  durante el período de dentición temporal y Mixta Primera Fase.

Un equipo de salud conformado por un ortodoncista, odontopediatra odontólogo general, pediatra, fonoaudiólogo, kinesiólogo,radiólogo traumatólogo, psicólogo y, en caso de requerirse, el apoyo del cirujano máxilo facial, efectúa los tratamientos multidisciplinarios.

Ejecutar procedimientos ortodóncicos en la dentición temprana reduce alteraciones y problemas de oclusión, minimizando la invasividad de los tratamientos en la dentición adulta.

Crecimiento dental vigilado

Los huesos maxilares, tanto maxila como mandíbula, están compuestos por hueso dentoalveolar, donde van alojados los dientes, y hueso basal, que es la fracción de estructura ósea que no lleva dientes.

Los aparatos ortodóncicos pueden actuar a nivel del hueso dentoalveolar realizando fuerzas ortodóncicas que modifican la posición de los dientes, sin embargo, para corregir el hueso basal se requiere fuerzas ortopédicas y/o cirugía ortognática.

De acuerdo a trabajos de investigación de estudiantes de Pre y Posgrado de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, el 23% de los pacientes de entre 3 y 6 años de la Región Metropolitana presentan riesgo de adquirir patologías como mordidas cruzadas, un 20% de mordidas abiertas y un 13%  de mordidas invertidas o formas progénicas, informó la Profesora Dra. Nedy Calderón Vivanco, Directora del Programa de Postítulo, Diploma en Prevención en Intercepción de Anomalías Dentomaxilares en Dentición Temporal y Mixta en Clase I basal, de la Escuela de Graduados de la Facultad de Odontología.

Las alteraciones de la oclusión en los niños, frecuentemente, son anomalías de tipo dentoalveolar adquiridas, producidas por: caries, falta de desgaste fisiológico de los dientes temporales, extracciones de dientes en forma prematura, malos hábitos bucales como son: los de succión de chupete, dedo, labio, objetos, interposición de labio, lengua, mejilla, objetos, la respiración bucal y la onicofagia.

Todas estas causales  alteran en forma progresiva, el normal desarrollo del aparato estomatognático, pudiendo transformar una anomalía de carácter adquirido en una de tipo esqueletal, más difícil de tratar.
En tanto, la respiración bucal, "cuya etiología comienza en la cavidad oral, arrastra una serie de alteraciones posturales puesto que el niño debe forzar la cabeza para abrir la boca, respirar y mirar". Así, los padres tratan los problemas de postura de los niños, sin considerar que la anomalía comenzó en la boca.

A juicio de la Dra. Calderón, los tratamientos de Ortodoncia Intercepiva "son inversiones a largo plazo que permiten un ahorro de costos y reducción de tiempo en los tratamientos ortodóncicos futuros".

Durante los procedimientos de la atención clínica, los pacientes  son evaluados desde el punto de vista extra e intraoral, siendo muy importante establecer el biotipo y la Clase Esqueletal del niño, es decir, tipificar los caracteres genéticos que trae y que determinan su identificación ortodóncica o estructura facial esqueletal. Una vez obtenido un completo perfil del paciente, es decir, se realiza una síntesis diagnóstica con un pronóstico del caso clínico, se establece el plan de tratamiento, su extensión temporal y sus alcances funcionales.

En algunos casos, dijo la Dra. Calderón, "sólo es recomendable observar y guiar el crecimiento, como por ejemplo, ejecutar procedimientos tan simples como es la utilización de una paleta de helados para traspasar un diente, que se proyecta a una mordida invertida en su etapa inicial de erupción , o desgastar un punto de interferencia en una pieza dental, lo que demora entre 5 a 10 minutos, para evitar un problema de lateromentonismo a los 18 años". Pero en otros casos, se requiere interceptar o detener  la anomalía en sus inicios con el uso de "aparatos ortodóncicos removibles o  fijos con el propósito de estimular y direccionar el buen crecimiento de la dentición del niño, en beneficio de una correcta oclusión", indicó la especialista.

Además, la docente recomendó a los padres que se preocupen de alimentar adecuadamente a sus hijos en edad Pre-escolar, "enseñándoles tener una alimentación mixta que incluya alimentos fibrosos y de cierta dureza como son el apio, manzanas y zanahorias crudas, para incentivar el desgaste fisiológico de los dientes, lo que permite que los maxilares comiencen, en edades tempranas, a adecuarse para enfrentar el cambio de dentición temporal a una dentición Mixta Primera Fase,  con la presencia de dientes definitivos. Si ello es logrado exitosamente va significar que los maxilares están creciendo y desarrollándose  en condiciones óptimas, las cuales se expresan a través del equilibrio logrado en las arcadas dentarias".

El aporte del equipo de salud

Para los tratamientos de Ortodoncia Interceptiva, resulta fundamental la colaboración del kinesiólogo, quien trabaja principalmente en el manejo del área neuromuscular de  los niños. Durante el crecimiento y desarrollo de los niños, "la musculatura va incorporando información propioceptiva y aprendiendo a moverse adecuadamente", explicó la kinesióloga (Klga.) Daniela Mardones.

Muchas veces, existen problemas de deglución donde la lengua se interpone y genera empuje sobre los dientes, explicó la especialista, "es en ese momento cuando la ortodoncia trabaja con aparatos removibles que realizan un esfuerzo mecánico para reposicionar todo el sistema, pero si la musculatura de la lengua, labios y de todo el sistema estomatognático mantiene información inadecuada, los patrones de movimiento no serán correctos, perpetuando el estímulo inadecuado sobre el sistema con el riesgo de revertir los procesos correctivos de los tejidos duros".

El kinesiólogo deber trabajar en la reeducación de la lengua y labios, en cuanto a sus movimientos y deglución, como en la reeducación respiratoria y, a su vez, todo lo que tiene que ver con el resto de la postura corporal a fin de tener éxito en el largo tiempo.

La Klga. Mardones enfatizó  el carácter transdisciplinario de la Ortodoncia Interceptiva donde "ninguno por sí solo es 100% eficiente, o sea, yo puedo lograr muchísimo con reeducar postura y fuerza de la lengua junto a su reposicionamiento, pero si el niño tiene un problema de interposición fonética, eso es resorte del fonoaudiólogo y ninguno tendrá éxito si no se instala un aparato removible que expanda el paladar y le otorgue mayor espacio a la lengua, por lo tanto, todos dependemos de todos para que el tratamiento funcione".

Para el Dr. Vinicio Barzallo, alumno del Curso de Especialización de Ortodoncia de la, Escuela de Graduados de la Facultad de Odontología de la Universidad de Chile, colaborador en el Diplomado de  Ortodoncia Interceptiva, manifestó que " la experiencia de trabajar junto a un equipo de salud altamente competente y a la vez, muy humano ha sido gratificante, "atendemos pacientes muy pequeños, de 3 a 5  años, los que muchas veces vienen derivados de otros Centros de Salud que creen que el tratamiento de ortodoncia debe iniciarse a los 7 años o cuando el niño está más grande, no cautelando así el Crecimiento y Desarrollo  del Complejo Orofacial de esos niños".

Es así como, la Ortodoncia Interceptiva les ofrece la solución, "de  prevenir anomalías dentomaxilares que pueden instaurarse desde muy pequeños, o bien interceptar aquellas que así lo requieran, impidiendo que cuando el niño tenga mayor edad se complejice el caso clínico y requiera un tratamiento ortodóncico de mayor envergadura .A veces basta con realizar un procedimiento muy sencillo para evitar problemas  mayores a futuro, lo que trae una gran satisfacción a los  niños, padres y al equipo de salud".

Hoy día, los académicos y alumnos del Postítulo de Prevención en Intercepción de Anomalías Dentomaxilares en Dentición Temporal y Mixta en Clase I basal, de la Escuela de Graduados, acuden a los Jardines Infantiles de Santiago con el objetivo de difundir los beneficios de la Ortodoncia Interceptiva.

El Área de Ortopedia Dentomaxilar además, de impartir el Diplomado, dicta Cursos  de Actualización a través de la Oficina de Extensión  de la Escuela de Graduados, Facultad de Odontología, especialmente dirigidos a odontólogos  y otros profesionales del Área  de la Salud a nivel nacional, para capacitarlos y perfeccionarlos en esta subdisciplina.

 

Cecilia Espinosa Cortés. Periodista. Facultad de Odontología

Lunes 20 de octubre de 2008

Compartir:
http://uchile.cl/o48276
Copiar

Enviar

Nombre Destinatario:
E-mail Destinatario:
Su nombre:
Su e-mail:
Comentarios: